La CHD apuesta por soluciones basadas en la naturaleza para preservar los ecosistemas fluviales

La CHD apuesta por soluciones basadas en la naturaleza para preservar los ecosistemas fluviales

En el Día Mundial del Medio Ambiente, el Organismo incide en la necesidad de seguir trabajando para recuperar la morfología natural de los ríos y reducir los efectos del cambio climático

5 junio 2021

El mantenimiento y la mejora de los ecosistemas fluviales es el principio sobre el que se basa la estrategia de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para preservar el dominio público hidráulico. Esta estrategia tiene como objetivo alcanzar y mantener el buen estado de las masas de agua de la cuenca y sus ecosistemas asociados para reducir su vulnerabilidad ante los efectos del cambio climático.


Para la CHD es prioritario integrar los valores medioambientales garantizando la disponibilidad de agua no solo en cantidad y calidad suficientes, sino también a través de una gestión integral del recurso. En el último año, el Organismo ha desarrollado distintas actuaciones en la línea de soluciones basadas en la naturaleza (SbN) para mejorar la gestión de las reservas hídricas y reducir riesgos frente al cambio climático.


Frente a ello, la Confederación trabaja para recuperar la morfología natural y la dinámica de los cauces a través de la reconexión de las llanuras de inundación, la mejora de la continuidad fluvial, la eliminación de obstáculos o la recuperación de meandros y de los bosques de ribera, clave en la regulación hidrológica. Actuaciones que tienen una incidencia directa en las aguas subterráneas más vulnerables por el deterioro de su calidad y la sobreexplotación.


Un claro ejemplo en esta línea de trabajo son las obras recientemente licitadas en el marco del proyecto Life Integrado, donde se aborda la restauración fluvial de los ríos Arevalillo, Zapardiel y Trabancos mediante soluciones basadas en la naturaleza que permitirán mejorar la conectividad lateral y recuperar sus llanuras de inundación, reduciendo el riesgo frente a episodios de crecidas. Al mismo tiempo, se restaura la vegetación propia de ribera y se recupera el espacio fluvial, protegiendo la biodiversidad de estos ecosistemas naturales.


Las soluciones basadas en la naturaleza, en consonancia con otras infraestructuras grises, permiten en un escenario de cambio climático mejorar la gestión de los recursos hídricos con un tipo de actuaciones más eficaces, menos costosas económicamente y menos agresivas medioambientalmente.


Por ello, es fundamental trabajar de forma conjunta para divulgar las experiencias ya existentes, como las que está llevando a cabo la CHD, así como definir nuevas
oportunidades. Los ecosistemas fluviales son fuente de vida y nuestro deber es protegerlos.

Nº visualizaciones: 194
Últimas noticias
Últimas noticias