La CHD invierte 600.000 euros en los dos últimos años en actuaciones de mejora de cauces en la provincia de Ourense

La CHD invierte 600.000 euros en los dos últimos años en actuaciones de mejora de cauces en la provincia de Ourense

• El Organismo ha realizado labores de restauración en los ríos Arzoá, Gondulfes, Ribas, Pepín, Támega, Marcelín, Ábedes, Pequeño, Das Videiras, Albarelllos, Búbal, Novo de Queirugás, Rubín, Lamelas, Bolsadoiro, Das Covas, Dos Santos, Codias, Ribeira, Corga da Seara, San Amaro y Cáliz, así como en los regatos Das Presas, Da Seara y Das Pías

21 febrero 2023

La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo autónomo adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha invertido en los dos últimos años 600.000 euros para la conservación y mejora de 36,1 kilómetros de cauces en la provincia de Ourense. Asimismo, dentro de las labores de recuperación de los ríos, se han retirado un total de 17,1 toneladas de residuos de los cauces de la provincia orensana.

En concreto, el Organismo ha actuado en los ríos Arzoá, Gondulfes, Ribas, Pepín, Támega, Marcelín, Ábedes, Pequeño, Das Videiras, Albarelllos, Búbal, Novo de Queirugás, Rubín, Lamelas, Bolsadoiro, Das Covas, Dos Santos, Codias, Ribeira, Corga da Seara, San Amaro, Cáliz, así como en los regatos Das Presas, Da Seara y Das Pías.

De manera general, los trabajos han consistido en la limpieza integral de cauces y protección de las márgenes, y la retirada de árboles con peligro de caídas y tapones en el cauce. En este momento, se está trabajando preferentemente en la zona afectada por los incendios del pasado verano. Una de las actuaciones más relevantes, además de la de los incendios, ha sido la demolición de una presa fuera de uso en el río Búbal, a la altura del antiguo balneario de Requeixo, en Vilaza (Concello de Monterrey).

Estas actuaciones se encuadran dentro de la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos, que persigue conservar y mantener el estado actual de los ríos evitando un mayor deterioro de los mismos. Para ello, se establece la necesidad de realizar pequeñas actuaciones que conserven y mejoren el estado de los cauces, para evitar así posibles daños por inundaciones. Un proceso que requiere la eliminación, reducción o mitigación de las presiones que alteran a los ríos y los desvían de su estado natural.

Dada la importancia de los ríos como elementos vertebradores y conectores del territorio y la especial relevancia de los hábitats y especies acuáticos y ribereños, y las consecuencias del cambio climático sobre éstos, destacan aquellas actuaciones de restauración cuyo objetivo es la conexión longitudinal y transversal de los ríos, así como las de tratamiento de la cubierta vegetal orientadas a disminuir la afección por plantas invasoras, mejorar los bosques de ribera, disminuir su fragmentación e impulsar la diversidad de las especies autóctonas.

Nº visualizaciones: 349
Últimas noticias
Últimas noticias