Inicio > Gestión de la Cuenca > Infraestructuras hidráulicas > Embalses > Embalse del Águeda

Embalse del Águeda

 

Embalse de Águeda

INTRODUCCIÓN:

Las obras de la presa del Águeda, construida entre los términos municipales de Zamarra y Pastores, en la provincia de Salamanca, concluyeron en 1931 y su misión fundamental es la de regular las aguas del río que la da nombre. No obstante, esta tarea se ha demostrado que es prácticamente imposible a causa de la escasa capacidad del embalse, que con sus 22 millones de metros cúbicos apenas puede retener el agua que recibe. Por esa razón se construye actualmente otro embalse más arriba, el de Irueña, que evitará algunas de las avenidas que afectan cíclicamente a la población salmantina de Ciudad Rodrigo.

El río Águeda es uno de los más hermosos de la cuenca del Duero, nace en la Sierra de Gata cerca de la frontera con Portugal y tiene una longitud de 133 kilómetros. Además de recorrer las comarcas salmantinas de Campo de Azaba, Argañán y Abadengo, al poco de nacer queda encajonado formando el paisaje conocido como los Riscos.

Este embalse aprovecha un valle angosto y en sus aguas se permite la práctica de casi todos los deportes náuticos, excepto la navegación a motor, expresamente prohibida para no comprometer la calidad del agua que se utiliza para abastecer a varias poblaciones, entre las que se encuentra Ciudad Rodrigo.

La presa del Águeda es de las llamadas de gravedad y tiene una altura sobre cimientos de 37,60 metros y una longitud de 195,70 metros en la coronación. Para su construcción se emplearon más de 76.000 metros cúbicos de hormigón.

 
 
CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO